Blog

IV Vuelta a Playa Blanca

Por tercer año consecutivo he tenido el placer de participar en una de las carreras que mas me gusta en el calendario.

No solo por el buen tiempo y huir unos días del frio ,sino por el buen ambiente que se respira y donde compartes días con los mejores handbikers del mundo, y donde puedes aprender muchísimo de éste deporte, ya  que en España todavía vamos con unos años de retraso y de conocer a muchísima gente aunque apenas nos entendamos con el idioma, ya que estábamos 14 nacionalidades diferentes.

Este año con la novedad en el mundillo, que a todos nos sorprendió, pero que a mí personalmente me gustó mucho la idea, ya que estábamos 70 corredores inscritos, y la sorpresa fue que en vez de correr a nivel individual, o por categorías. Hicieron equipos de seis corredores  mezclados aleatoriamente equipos, nacionalidades y categorías, mas o menos equilibrados todos los equipos, donde la condición era cada equipo identificado con un color, tenían que permanecer juntos durante toda la carrera, y pasar los seis en menos de un segundo de diferencia.

Lógicamente siempre había gente con lesiones más altas o categoría h1, los cuales van mas despacio, y la cadena es tan fuerte como el eslabón más débil , podíamos empujar a nuestros compañeros en las subidas pero nunca en las bajadas.

Digo que me gustó la carrera porque me recordó mucho a mi etapa como militar, donde no siempre ganaba el más fuerte si no donde se junta el compañerismo y la solidaridad, y lo que avanza es la suma del conjunto. De nuestro sexteto en los primeros repechos ya veíamos que tres estábamos mas fuertes y que tres más flojillos, y tras las dos primeras vueltas de conocernos y organizarnos, a partir de la tercera nos coordinamos sin apenas hablar y empujando siempre durante toda la carrera hicimos camino en las primeras posiciones.

A falta de tres vueltas para el final y rodando mi gran equipo (el rosa) en la primera posición, en la curva mas peligrosa volcaron dos integrantes, y nos tuvimos que parar a recuperarlos, en ese impás, nos adelantaron el grupo perseguidor, que se alzó con la victoria final.

Nos dejó un sabor agridulce ya que sin ese percance hubiéramos ganado la carrera, pero de todas maneras muy contento con el resultado y el buen compañerismo del grupo donde estaban un finlandes, un británico, un francés, dos alemanes y yo.

Quedando como primer español, y primer miembro de mi equipo Team Sopur- Quikie.

AddThis Social Bookmark Button

Sígueme

           

Índice de Artículos

Patrocinadores

                        

                                    

Colaboradores