Blog

Cto. De España 2013. Aguilas

He competido por cuarta vez en al Campeonato de  España de ciclismo adaptado. Me gustaría escribir que otra vez lo he ganado pero no solo lo he perdido, si no que por problemas de calambres perdí  también la segunda plaza,  cosas de carrera.

Este año se ha realizado también en la región Murciana, en Águilas.

 El sábado se disputaba la etapa de contrarreloj  una donde especialidad  donde, de momento no  he trabajado mucho o casi nada y donde a partir de ahora quiero especializarme, un tercer puesto cerca de mis rivales más directos, aunque sé que aquí son más fuertes o especialistas que yo, nunca tiro la toalla y disputé a tope hasta el final, y mis sensaciones fueron buenas asique sin excusas, mi enhorabuena al resto de participantes.

Al día siguiente se disputaba la etapa en ruta, donde en teoría se me suele dar mejor ya que conozco bien a mis rivales directos y jugar con sus puntos débiles me deja con opciones de optar a la victoria.

Al estar las fuerzas muy igualadas y conocernos bien mas un circuito asequible había que estudiar  mucho la táctica a seguir.

. Aunque ya me olía alianzas y me las esperaba confiaba en mis fuerzas, asique decidí seguir la táctica que siempre me funciona cuando mis fuerzas me acompañan, y así lo hice, ataque de salida para descolgar a Alfonso  que  nunca  aguanta y poder  abrir camino con Marco.

 En esta ocasión conociendo mi manera de correr Marco esperó  a Alfonso  y lo llevó a rueda, yo que en los primeros kilómetros me di cuenta dejé de atacar y dejar que me cogieran ya que era una locura marcharme solo contra do, era un suicidio. Otra vez los tres juntos, me dejaron toda la responsabilidad y se bajó mucho el ritmo, estaba claro eran dos contra uno. Tras varios tanteos vi que Alfonso se descolgaba y que Marco aguantaba bien pero me retenía  para que Alfonso llegase. Tras muchos ataques igual al final conseguí mi objetivo y poner la carrera donde yo la quería, la diferencia es que en vez con un ataque de salida me costó varios ataques con el desgaste que eso supone, caminamos Marco y yo hacia delante sacando tiempo a Alfonso, hasta que en la segunda vuelta en un subida que soplaba aire de cara empecé a notar el desgaste de los excesos antes realizados y poco a poco y metro a metro me descolgué de mi compañero de fuga. Tras varios kilómetros así, a veces en compañía de algún h3 rezagado afronte la última vuelta donde, aunque con fuerzas, me empezaron a dar calambres en los brazos y donde tuve que bajar mucho el ritmo, cosa que valió para que Marco se me fuera  finalmente y Alfonso en el último kilómetro me diera caza y me pasara y llevarse la medalla de plata.

Enhorabuena  a todos por la carrera,  y a mí me sirve para aprender  una vez más que lo de siempre no funciona.

 

AddThis Social Bookmark Button

Sígueme

           

Índice de Artículos

Patrocinadores

                        

                                    

Colaboradores