Blog

Cto. de España de Triatlon. Aguilas

Con apenas un año desde que decidimos probar en paratriatlon, no hemos tenido que poner las pilas sobre todo en agua, dedicándole demasiadas horas para mi gusto, no por las horas sino por dejar un poco el resto de disciplinas. Tras un año de mucho entrenar y poco competir esta era la cita importante de la temporada, la afrontábamos con ganas e ilusión aunque con poca presión ya que era la primera carrera prácticamente de triatlón aparte de las que me he metido por las populares de la provincia.

Comenzaba la semana con malestar y fiebre y acabé tomando antibióticos para ver si recuperaba lo antes posible, a todo ese malestar sumamos las altas temperaturas, sobre 34º y una humedad del 75%, también el horario de la carrera nos dejaban en el mar a las tres menos cuarto después de llevar con esas temperaturas mas de media hora con el neopreno puesto, asique si a todos factores le sumas la lesión medular y los efectos de nuestra termorregulación corporal, el objetivo era terminar con la mayor salud posible y no desfallecer.

 

Arrancamos la carrera y mis sensaciones que ya antes de empezar eran malísimas, pues tampoco mejoraron, no me encontraba agusto , me costaba coger el ritmo e incluso respirar si tragar agua, incluso la ultima parte me agobiaba la alta temperatura del agua ,casi 28º, me sacan a la primera transición, que salió casi perfecta, ya que tampoco lo habíamos traido preparado de casa, empiezan los primeros metros en bici, en teoría mi parte fuerte y donde tengo que recuperar el tiempo perdido del agua, y lejos de eso al contrario, veo que no soy capaz de arrancarla, y gastando muchas energías me costo mucho muscularmente adaptar la transición del agua, me querían dar hasta calambres en los brazos. Ahí me di cuenta que no era el dia, y el objetivo era terminar, asique rodé mas tranquilo para evitar los calambres y empecé a comer y beber para evitar la deshidratación, al cabo de unos kilómetros recupere sensaciones y apreté a tope en la bici, pero muy lejos de mi mejor versión. Después de unos larguísimos 20 km, llego al box y también hacemos una buena transición me subo en la silla de atletismo, pero totalmente vacio y sin chispa, con mucho calor y las sensaciones de nauseas y mareos.

Cruzo la línea de meta totalmente vacio y sin fuerzas ni para pasarme a mi silla de paseo, pero aun así con principio de golpe de calor y deshidratación conseguí la tercera posición. contento con el resultado pero no con mi rendimiento que para nada ha sido acorde con la preparación

 

Mal debut en triatlón pero de estas cosas siempre se aprende, dar las gracias a mis handler Ana y Carlos que hasta con cambio de ruedas por pinchazo lo hicieron genial y lo mejor el gran fin de semana que pasamos con los compañeros y acompañantes.

 

 

AddThis Social Bookmark Button

Sígueme

           

Índice de Artículos

Patrocinadores

                        

                                    

Colaboradores